martes, 1 de mayo de 2018

Reseña: "Maldito" de Héctor Del Valle

Título: Maldito

Libro autoconclusivo (infantil)

Autor: Héctor Del Valle / Ilustraciones: Anabel López

Editorial: Uranito

ISBN: 978-607-7481-21-8

Nº de páginas: 84

Disponible en México

El abuelo de Tomás se ha mudado a vivir con ellos y los niños tienen prohibido hurgar entre sus cosas. Sin embargo, Tomás, picado por la curiosidad, desobedece y se encuentra con un viejo libro llamado Maldito que lo atrae como un imán. Pronto empieza a leerlo y su vida y la de sus seres queridos toma un rumbo malévolo e inesperado.

Tomás se arrepiente de haber desobedecido. ¿Será demasiado tarde para revertir la maldición?
Cuando tengo que hablar de libros infantiles que se leen en unos pocos minutos (por un adulto) es un poco complicado.

Creo que la clave en estas situaciones suele ser conectar con tu niño interior y tratar de recordar qué te emocionaba, qué te disgustaba y, en el caso de este libro, qué te asustaba.

El problema conmigo es que siempre fue difícil asustarme. Jejeje.

Maldito nos cuenta la historia de Tomás, un niño que encuentra un interesante libro entre las pertenencias de su abuelo. Hace poco que su abuelo se mudó con Tomás y su familia y, al curiosear entre sus cosas, Tomás se encontró con un libro titulado “Maldito”, el cual parecer saber mucho sobre la vida de Tomás. Pero esto no es lo inquietante, al parecer el libro tiene conoce cuáles serán las próximos desgracias de la familia. ¿O hay algo más detrás de sus palabras?

El libro inicia con un ritmo lento, por lo cual es posible que el pequeño lector que lo esté leyendo no se enganche de inmediato. Pero mientras avanza, el ritmo se va volviendo más rápido cada vez.

El libro es pequeño, contiene apenas 84 páginas y una letra enorme que le ayudará al pequeño lector a leer mejor, sin embargo, hay algo que me gustaría criticar y, espero comprendan, se trata de la visión de una lectora adulta.

La trama de este libro no es del todo original, de hecho es ya bastante conocida; no solo en otros cuentos y libros, también en videojuegos, series y películas, los cuales hoy en día bombardean constantemente a los lectores más jóvenes.

Yo misma, de niña, recuerdo haber visto series sobre objetos malditos o embrujados, por lo cual es posible que incluso el niño que lo lea se tope con una historia que es muy parecida a algo que ya experimentó antes gracias a otro medio. Así que no sé qué tan interesante pueda ser para un niño en estos tiempos.

Lo que sí puedo decir es que tiene un punto ligeramente intrigante; así que, quizás, aunque el pequeño lo lea y reconozca la trama, es seguro que leerá completamente la historia. Es posible que no se vuelva uno de sus favoritos, pero lo entretendrá.

El punto más importante de la historia radica en la confianza que puede haber en tu familia a la hora de tratar con problemas graves. Los pequeños siempre deberían saber que pueden contar con sus padres o con cualquier otro miembro de su familia si es necesario; no tienen que soportar las dificultades ellos solos.

Algo más que destacó en esta historia fue el formato y el diseño. Admito que las ilustraciones que contiene no son del todo de mi agrado, pero es una cuestión de gusto, nada más.

Como siempre, al tratarse de libros para niños, recomiendo que los adultos lean con ellos para conocer la historia y fomenta el diálogo.
-Y que no debemos ocultar nuestros sentimientos y debemos decir siempre a nuestros familiares cuando algo nos está pasando, ¿no?
Conclusión

Un libro con una trama ya conocida pero con una enseñanza que nunca está de más recordar, y que entretendrá al pequeño lector que se tope con este libro.
*Gracias a Ediciones Urano por el libro :)
¡Gracias por leerme!

1 comentario:

  1. Hum, qué quieres que te diga, es que los libros infantiles no son mucho lo mío...

    ResponderEliminar

Te agradezco que pases a comentar :D Me gusta poder saber tu opinión. Si quieres agregar un link para que visite tu blog, agradecería que lo enviaras al correo electrónico del blog, NO EN UN COMENTARIO, de lo contrario tendré que borrarlo. Gracias por leerme :)